viernes, enero 18, 2008

THEATRUM SAGUNTINUM NON DELENDUM



Desde el blog RACÓ DE CLÀSSIQUES queremos manifestar nuestra preocupación por la noticia del desmantelamiento del teatro romano de Sagunt, pues consideramos que sería una gran pérdida para la difusión de la cultura clásica.

El teatro de Sagunt es un bien cultural en sí mismo que está cumpliendo actualmente con el cometido para el que fue diseñado, es decir, la representación de tragedias y comedias de autores griegos y romanos, gracias al Festival Juvenil de Teatro Grecolatino. Este certamen teatral está complementado por la realización de unos Talleres didácticos de cultura clásica, únicos en toda España.

Así pues, su “reversión” supondría la desaparición de estos LUDI SAGUNTINI, de los que pueden disfrutar alrededor de unos 12.000 alumnos y profesores, desde hace 12 años.

La actividad teatral ha sido el germen para la creación de grupos de trabajo, jornadas de cultura clásica y muchas otras actividades que tienen como objetivo primordial la divulgación del legado clásico, convirtiendo a Sagunt en un referente fundamental no sólo a nivel nacional sino más allá de nuestras fronteras. La paralización de las representaciones supondría un freno a esa labor que con tanto esfuerzo se ha venido desarrollando en los últimos años.
Durante la semana en la que se realizan los LUDI SAGUNTINI el pueblo se beneficia con la presencia de numerosas personas, no sólo estudiantes y profesorado, que demuestran que el espíritu clásico sigue vivo gracias a iniciativas como esta.

Por lo tanto, solicitamos que se mantenga el teatro en su actual condición para que no desaparezcan todos los logros conseguidos después de muchos años.

THEATRUM NON DELENDUM EST!


Comunicaros que el próximo día 29 habrá una concentración delante del Ayuntamiento de Sagunt a las 19,00 h para solicitar la “no reversión”.

3 comentarios:

David dijo...

Estoy completamente de acuerdo con lo postura de mi blog preferido de cultura clásica. No se puede parar el tiempo, no se puede regresar al antes de la reforma. En todo esto, igual que entonces, están tomando decisiones personas completamente ajenas a lo importante del espacio del teatro que es la cultura, la animación cultural, la formación en artes, etc. Son los políticos de turno que utilizan todo esto en su confrontación partidista (también en esto hemos tenido mala suerte ya que estamos en periodo electoral). Hay una segunda utilización todavía más peligrosa que la anterior: hay cemento, hay ladrillos. Me explico. Cuando en el mundo de la política hay cemento y ladrillos, hay obra pública, se sospecha que hay comisiones. Muchas de las veces se sospecha con razón. En la vuelta atrás de la remodelación del teatro hay cemento, probablemente habrá comisiones, y la decisión política hará que alguien, lejano al fenomeno cultural del que se trata, se lo lleve crudo. Hubo ladrillos cuando se hizo y seguramente hubo comisiones. Otra vez no. ¿Qué dice la sentencia sobre el que dicidió, el que ejecutó la obra, el arquitecto que permitió todo esto que ahora se valora como erróneo y se quiere destruir? Creo que se lo podría sentenciar también a ser conserje del actual teatro cuando esos niños y jóvnes de los que hablas realicen sus actividades. Sería una sentencia ejemplar y que no necesita demoler nada de lo existente.
Creo que la lucha de la plataforma que se anuncia en tu apunte va a ser larga, incomprendida y difícil. Estoy lejos pero me gustaría poder ir al día 29 a gritar algo muy sencillo ante el Ayuntamiento de Sagunto: MENOS LADRILLO Y MAS CULTURA. ¡¡Basta de la utilización partidista de los espacios culturales!!

Vigor dijo...

¡¡AMÉN!!

PD. ¿Se sabe más o menos sobre qué fechas caerá el polémico desmantelamiento?

merche dijo...

Esperemos que no llegue a realizarse. Para evitarlo se ha hecho este manifiesto y hay una concentración la próxima semana en Sagunto.