domingo, diciembre 14, 2008

VERBA MOVENT, EXEMPLA TRAHUNT


Dice la frase latina que las palabras mueven (o conmueven) y los ejemplos arrastran (convencen). A estos últimos pertenecen los anuncios a los que tan acostumbrados estamos gracias a la televisión. Resultan tan habituales como seductores por las historias que cuentan y por las imágenes, generalmente con fondo musical, que les acompañan.
Como explica Belén López en su libro: Publicidad emocional, "en la actualidad, economistas y científicos están estudiando el comportamiento del individuo y vienen a decirnos que el ser humano, antes que racional, es un ser emocional, lo que se traslada a sus decisiones de compra.."(pág. 32); por eso los anunciantes llevan ya tiempo intentando vender "tocando" la fibra sensible del espectador.
En estos momentos en que el materialismo entra en crisis, la publicidad echa mano de los ganchos emocionales más que nunca y asoman por la televisión tres anuncios que me han llamado mucho la atención: el primero habla de la amistad y con un lema de los que se quedan en la memoria y que nada tienen que ver con el producto publicitado se nos recuerda lo importante de cultivar la amistad porque "los amigos son como las estrellas, no siempre los ves pero siempre están ahí". (Ya Cicerón dedicó un tratado al tema: De amicitia)

El segundo anuncio que vuelve a incidir claramente en el terreno emocional es el de la loteria de navidad que nos invita a animarnos. ¿Animarnos para qué? ¿Para comprar lotería? ¿Para confiar en la suerte? ¿Para no pensar en la crisis?. Resulta poco creible que el mensaje esconda un deseo amistoso. Yo cuando utilizo la expresión "anímate" lo hago con las personas que me importan de veras y cuando los veo alicaídos. ¿Nos verán así los que quieren que compremos décimos?.

El último spot que me ha hecho pensar en las tesis de Belén López ha sido el de la campaña de prevención de accidentes de tráfico. En él se nos alerta del peligro que supone conducir bajo los efectos del alcohol y responsabiliza del consumo excesivo a los "amigos" que acaban acompañando el cohe fúnebre del siniestrado.
Tres anuncios que intentan conmover las emociones y que nos hacen pensar en sentimientos tan humanos e íntimos como el de sentirse verdadero amigo y compañero porque como decía San Jerónimo (Epist. 3,6) Amicitia, quae desinere potest, vera numquam fuit. (Una amistad que puede terminar, nunca fue verdadera).

3 comentarios:

bías dijo...

Quin ganxo emocional utilitza la campanya del "condó"?
La lletra usa només la vocal "o", per la forma d'un condó abans de desplegar-se?
Si voleu rapejar ací teniu:
Stop¡¡
Tronco..Yo no corono rollos con bombos.
O con condón o yo pongo Stop¡¡
Como fosos. como pozos. Somos dos.
O con condón… o yo sobro.
BOMBÓN…
…yo propongo condón como modo…
…lo cojo,lo toco,lo pongo…
…con condón… yo floto pronto
Sólo con condón
¡Sólo con koko!

En altres llocs usen altra música.

Coses de la publicitat.

merche dijo...

No crec que es necessite molt de ganxo emocional per a promocionar aquest producte, però tal vegada la "o" siga la més eròtica de les vocals, no???

Josico dijo...

La Publicitat és una arma molt poderosa per a manipular consciències. I sovint no en som conscients...
Pense que les noves generacions ja pugen més immunitzades contra els anuncis. No??