domingo, febrero 13, 2011

!POBRE EROS!

Dicen que una imagen vale más que mil palabras (también hay quien afirma lo contrario: Una imatge no val més que mil paraules), pero en el que caso que nos ocupa, creo que resume algunos aspectos de nuestra modernidad sintetizados en un ángel caído.




Que el amor es una palabra muy sufrida no hay ni que discutirlo. El "amor" abarca desde el más tierno cariño materno-filial, hasta la más efímera relación sexual. Parece que vale para todo: una palabra cajón donde las haya.
Al AMOR en mayúscula nos lo hemos cargado entre todos: hemos dejado invadir su campo semántico a intrusos como el deseo, el capricho, la conveniencia y hay quien incluso se hace rico a costa de vender sus novelas "románticas" sobre todo a los lectores más jóvenes que devoran una paraliteratura que alborota, más aún, las ya de "per se" alteradas hormonas de las adolescentes.Y por si fuera poco, algún "listillo" adapta al cine lo que era una historia poco ejemplar para que los que no invierten tiempo en la lectura también "aprendan" lo que según algunos como Federico Moccia o Blue Jeans es el amor. Y amenazan (después del éxito en la recaudación) con nuevas adaptaciones: ¿nadie puede poner freno a este continuo "amorcidio"?

3 comentarios:

Cristóbal dijo...

És ben difícil aturar aquest "amorcidio". Tot i totes es precoupen de tenir una "bona imatge", de "Causar bona impressió"... però a que es refereixen? Per això tal vegada és ben difícil d'entendre per un xiquet o xiqueta quan li dius: Saps que diu Bella?... "La bellesa està en l'interior"

merche dijo...

La película de la que parles és quasi el contra exemple d´aquestes històries que tant els agraden a les més joves d´ara: relacions basades en l´atracció física sense més objectiu que anar al llit en el més sol.licitat dels coneguts i poder-ho contar a les amigues que es moriran de gelosia quan s´enteren de la fita aconseguida. En La Bella i la bèstia l´Amor està present com a element transformador i enriquidor: la bèstia deixarà de ser-ho quan es deixe arrosegar pel sentiment més pur que com si fos un "virus" benigne li contagiarà la Bella. En l´altre costat està Gastón (el cregut) i també la colla de xiques tontes que sospiren per ser les escollides per ell (com en els arguments de les obres que critique en el post). ¡Pobre Eros! qui la vist i qui el veu: abans salvador d´ànimes i ara pervertidor de joves.

Josico dijo...

No vos poseu tremendistes!! L'amor vertader, igual que la vertadera cultura, mai no passaran de moda ni seran derrotats!! (tot i l'època que travessem) Tingueu fe!!